Sucesos
Jueves 31 de mayo de 2012, Costa Rica

Fue sepultada ayer en cementerio de Tres Ríos

Sentido adiós para asistente dental

Carlos Láscarez S.

clascarez@aldia.co.cr

La Unión.- Más de 200 personas se reunieron ayer en la iglesia Nuestra Señora del Pilar para despedir a la asistente dental Dora Elisa Romero Mesén, de 37 años, quien falleció anteayer en el hospital Calderón Guardia.

Romero fue la cuarta víctima del accidente ocurrido el viernes pasado en barrio El Carmen de Dulce Nombre de La Unión, donde un microbús sin frenos perdió el control y colisionó contra un poste del tendido eléctrico.

Sus restos llegaron a la iglesia minutos antes de las 10 a.m. Allí era esperado por decenas de amigos, vecinos y hasta estudiantes del Liceo de Curridabat. Ella fue velada en el Centro de Desarrollo Integral de La Unión.

Las exequias estuvieron a cargo del sacerdote Gustavo Monge, quien dio un mensaje de paz a la familia doliente y sus amigos.

“Hoy (ayer) Dora está en la presencia del Señor. El bautismo la justificó y santificó. Hay que recordar lo bueno que ella hizo; eso es lo que queda en el corazón”, afirmó el cura Monge.

Minutos después, una familiar se desmayó dentro de la iglesia, por lo que debió ser atendida fuera de la parroquia. Al momento de la confesión, algunas personas se conmovieron al escuchar el Ave María, cantado por un dúo situado a un lado del altar.

Quien lució fuerte en todo momento fue Dora Mesén Marín, de 66 años y madre de la fallecida. Al salir de la iglesia recibió muestras de afecto y abrazos.

Pese al duro momento que pasaba, se mantuvo fuerte y emprendió la caminata de 400 metros hasta el cementerio central de Tres Ríos, donde sepultó a su hija. Anteayer Mesén comentó que su hija siempre se destacó por ser una persona emprendedora, muy casera y con muchos planes.