La Volpe se la cree. ¡Y está bueno! No podía esperarse menos.

Extraño sería, casi decepcionante, que no correspondiera al resultado –en el imaginario colectivo– de mezclar el ego de un argentino con el nacionalismo de un mexicano. La Volpe, argentino de nacimiento, mexicano por adopción, exitoso con la selección azteca, tendrá autoestima suficiente para él y hasta de sobra para contagiar a los nuestros (espero).

Con fama de trabajador y buen estratega, también sabrá infundir que en el fútbol no hay ego que valga sin buenos resultados. Acusado en México de roces con la prensa, me importa poco si es simpático, amistoso, si cree tener el mejor bigote de Latinoamérica o si se parece a Tom Selleck, el actor de la serie televisiva “Magnum”. Con triunfos y respeto, basta. 

 Dicen quienes lo rodean que viene en plan de buenas relaciones. Se le nota. Ajeno al La Volpe que vino a negociar quizás cansado, a la defensiva y con un dedo majado, cuando incluso calculó la edad a un periodista nuestro y le dictaminó “muchos años de calle” como posible causa de los años aparentados, el La Volpe del arranque se muestra dispuesto y receptivo.

Ya vendrán los momentos tensos que pondrán a prueba esa supuestamente frágil tolerancia. De su reacción dependerá buena parte del ánimo alrededor de la Selección. Ojalá lo consiga y con él hinchemos el pecho en el Mundial.

Aunque no es mi intención, primero le caeré mal a los saprissistas: en un campeonato decente, que se precie de profesional, en un país que sueñe con el próximo Mundial, ningún equipo con un 36% tendría nada que hacer en la fase final ni en la disputa del título.

Una vez hecho el "comercial", resignado al sistema de campeonato nuestro, me atrevo a contradecir el calificativo de "milagro"  para una posible clasificación morada a cuartos de final. Veámoslo con cabeza fría, dejando de lado el flojo nivel de Myers y sus muchachos: Saprissa está en noveno lugar y clasifican ocho. El octavo -Limón- con solo dos puntos más que Saprissa va rumbo a un cierre complicado, con dos salidas (a Cartago y Puntarenas). Otros aspirantes a la clasificación -Puntarenas y Pérez Zeledón- con el mismo puntaje que el cuadro morado, pero con peor gol diferencia, deberán quitarse puntos entre sí cuando se enfrenten la próxima semana. ¿Milagro? No lo necesita.

Para salir del hueco en el que está Saprissa quizás tampoco necesite la cápsula Fénix, con la cual rescataron a los mineros chilenos -como pregona el chiste que ya anda de boca en boca-. Quizás le baste con un torneo que otorga boletos a equipos con pésimo rendimiento.  Creo que Saprissa será uno de esos.

<< 1 ... 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 ... 30 >>