La selección de Costa Rica se jugará la vida en la eliminatoria mundialista ante México.

Un hueso duro de roer este a lo largo de la historia de enfrentamientos futboleros entre ambas escuadras pero no imposible de vencer.

Recordamos el inolvidable “aztecazo” de junio del 2001.

La hazaña de los Fonseca, Medford y demás ticos en el coloso de Santa Úrsula.

La única ocasión en que el combinado mexicano ha sido hincado a lo largo de su historia en el Azteca en eliminatorias.

Costa Rica necesitará de un juego perfecto para sacarle puntos a los mexicanos.

Necesitará de todo su talento, habilidad y mucha maña.

Los dos puntos que dejó en el camino ante El Salvador pueden ser la gran diferencia a la hora de hacer las cuentas finales en esta primera fase eliminatoria hacia Brasil 2014.

El punto que El Salvador se llevó de San José dejó con vida a los cuscatlecos que dan por un hecho que sacarán los nueve que les quedan en disputa con Guyana, en doble juego, y con Costa Rica. Y, así, se sienten clasificados a la siguiente ronda.

En una serie eliminatoria tan corta y en un grupo donde uno de los cupos parece tener pasajero seguro, México, la lucha por la segunda plaza para la hexagonal se circunscribe a ticos y salvadoreños.

De ahí la importancia de cuidar cada punto como si fuese de oro.

La selección tica queda obligada a puntuar a como dé lugar en sus choques con México que, por su lado, pretenderá cocinar su clasificación a la siguiente fase en San José.

El técnico tico, Jorge Luis Pinto, tiene dos meses para reordenar sus fuerzas.

Ya contará con Bryan Ruiz, en delantera; parece lógico que convoque al manudo Pablo Gabas pero debe reforzar defensa y mediocampo.

La goleada a Guyana es un espejismo.

México será otro cantar.

Por eso es clave que Pinto, pueda amalgamar la escuadra idónea para hacerle frente a la piedra azteca en el camino a Brasil.

Escríbale a Edgar Fonseca a efonseca@nacion.com o síguelo por Facebook y Twitter,@efonsecam.

Tan solo de arranque se le puso muy empinada la cuesta mundialista a la selección tica.

Obligada a triunfar en su propio feudo, al final de su primera jornada en la eliminatoria ante El Salvador quedó de nuevo en suma deuda consigo misma y con la afición.

Se le escurrió un triunfo parcial de 2-0. No supo controlar el juego y los cuscatlecos, sin mayores luces pero con cuatro figuras claves, maña y actitud, sacaron su resultado.

La selección tica confirmó todos los temores previos.

Tras el colapso del sistema eléctrico en el estadio, el funcionamiento del equipo perdió luz y claridad.

No tuvo norte y El Salvador se aprovechó.

El combinado tico evidencia graves carencias en todas sus líneas.

Sigue sin consolidarse su defensa, no hay un guía en el medio campo y en la delantera, amén de los chispazos de Saborío y su decena de tiros fallidos y de Campbell, quien. esta vez. no marcó diferencia, no hay contundencia.

Ahora va a Guyana obligada.

Ojalá Pinto y sus huestes se traigan el mejor resultado para mantener viva la esperanza. Pero para la siguiente fase se requiere de cirugía mayor.

Hay jugadores de los convocados sin fuste para una eliminatoria.

Algunos de los llamados legionarios evidencian la mediocridad de las ligas en que participan. A la hora de la verdad no pesan.

En fin, Pinto y su cuerpo técnico necesitan meter bisturí, primero para sacar esta etapa y luego, si la suma de puntos da, para encarar la siguiente fase que pinta toreada.

Panamá dio el campanazo al fulminar a los catrachos en el infierno de San Pedro Sula.

Los canaleros, con un impresionante conjunto, se afirman como seguros candidatos a los escasos tres cupos directos reservados para Brasil.

Habrá que ver si hay milagro con Pinto y sus muchachos que no terminan de convencer ni de satisfacer a nadie. Escríbale a Edgar Fonseca a efonseca@nacion.com o síguelo por Facebook y Twitter,@efonsecam.

<< 1 ... 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 ... 71 >>

Edgar Fonseca en Twitter Edgar Fonseca en Facebook
Edgar Fonseca Monge, periodista, abogado. Nació en Aserrí, San José, Costa Rica, el 8 de diciembre de 1955. Graduado en Periodismo de la Universidad de Costa Rica con una maestría en Periodismo de la Universidad de Missouri, Columbia, EE.UU. Ejerce desde 1975. Trayectoria en los diarios La Nación y Al Día, Grupo Nación. Docente universitario. Autor de los libros "Los Mejores Reporteros", (2001) y "Periodismo, Pasión y Razón", (2006).Está casado y tiene tres hijos. Blog:puroperiodismo.com. Twitter:@efonsecam.

Buscar

Publicaciones