Oscar Arias, el político de más influencia en Costa Rica en tiempos recientes, se salió con otra de las suyas en las recientes elecciones generales.

Impulsó y respaldó, contra viento y marea, la candidatura de su exvicepresidenta Laura Chinchilla y, la noche del domingo 7 de febrero, vio coronado lo que calificó como "un sueño hecho realidad".

Chinchilla, politóloga de 50 años, aplastó a sus dos más fuertes contrincantes.

Con 47 % de respaldo, les sacó más de 20 puntos de ventaja , lo cual sorprendió a propios y extraños y al mismo Arias.

De previo, analistas consideraban que las elecciones iban a ser, al mismo tiempo, una suerte  de referéndum sobre Arias y su controversial segunda gestión, marcada por la aprobación del TLC con Estados Unidos.

"El principal tema de esta campaña no es la seguridad, es Oscar Arias", le dijo el analista Constantino Urcuyo a la agencia AFP, horas antes de las elecciones.

Y, a fe de los resultados, el Presidente y Premio Nóbel se salió con la suya por partida doble.

¿Cuán honda, beneficiosa o perjudicial, irá a ser la influencia de Arias en la administración de su discípula?

Pocos dudan que la habrá.

La misma mandataria electa acepta que continuará con algunas de las políticas fundamentales de apertura propiciadas por Arias. No descarta acudir a sus consejos y valora la posibilidad de mantener a algunos de los ministros de su gabinete.

De por medio está, también, el papel de Rodrigo Arias, hermano del mandatario y Ministro de la Presidencia, a quien le atribuyen intenciones presidenciales para el 2014.

¿Cuánto efecto tendrá todo ello en la gestión de la nueva presidenta, la primera en la historia de Costa Rica, a tenor de que, pese a su triunfo, quedó con una frágil mayoría legislativa?

Usted qué opina.


El multimillonario Sebastián Piñera acaba de ser electo presidente de Chile.

Con una fortuna de, nada menos y nada más, mil millones de dólares, se apresta a conducir a la hoy pujante democracia del extremo sur

A consolidarla, ha dicho, como una nación del primer mundo.

Tan solo confirmada su designación, la confianza de los chilenos en su futuro económico se disparó a un 60 por ciento.

Buenos vientos esos que soplan al continente desde Chile.

No solo en lo económico. También en su visión de la salud de la democracia hemisférica, Piñera  ha puesto los puntos sobre las íes.

Lo de Venezuela, ha dicho, no es democracia.

Se ganó la ira del bufón de Miraflores, acorralado por el descontento popular, por los cortes de energía, los racionamientos de artículos de primera necesidad y los disparates de sus medidas financieras.

Acorralado por los frutos de esa pandemia llamada “Socialismo del Siglo XXI”.

Piñera no se deja embobar por la popularidad.

“Un Presidente no debe trabajar por la popularidad, un Presidente debe trabajar por lo que se debe hacer, y ustedes saben muy bien que muchas veces, las grandes transformaciones, los grandes cambios, las grandes reformas en un comienzo no son populares, por tanto los Presidentes tiene que escoger entre hacer lo necesario para el país o hacer lo que es necesario para la popularidad y en esa disyuntiva yo nunca me voy a equivocar. Voy a hacer siempre lo que es necesario para el país", ha advertido.

Cuán distinto el panorama en el Buenos Aires de la pareja Kirchner.

La prensa acaba de destaparle al expresidentes Néstor Kirchner una operación de compra de $2 millones, en la que, presumen, contó con información privilegiada para adquirir un superhotel.

Y peor la historia de la madre de tanta desgracia populista de estos días. "La situación económica de Cuba se ha tornado bastante complicada y con visos de caer en picada”, advirtió esta semana la Arquidiócesis de La Habana.

Más claro no canta un gallo.

Aquí en Costa Rica, los “ticos” vamos este domingo siete de febrero a la decimoquinta elección consecutiva desde 1953. La democracia tica se consolida como la más antigua del hemisferio.

Encabeza las encuestas, Laura Chinchilla, candidata oficialista del socialdemócrata PLN, con el respaldo del Presidente y Premio Nobel Oscar Arias.

También sobre la mesa: menú populista de derecha y de izquierda.

Ya veremos. Y usted, ¿qué opina?

<< 1 ... 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 >>

Edgar Fonseca en Twitter Edgar Fonseca en Facebook
Edgar Fonseca Monge, periodista, abogado. Nació en Aserrí, San José, Costa Rica, el 8 de diciembre de 1955. Graduado en Periodismo de la Universidad de Costa Rica con una maestría en Periodismo de la Universidad de Missouri, Columbia, EE.UU. Ejerce desde 1975. Trayectoria en los diarios La Nación y Al Día, Grupo Nación. Docente universitario. Autor de los libros "Los Mejores Reporteros", (2001) y "Periodismo, Pasión y Razón", (2006).Está casado y tiene tres hijos. Blog:puroperiodismo.com. Twitter:@efonsecam.

Buscar

Publicaciones