El Mundial de Sudáfrica ya pasó a la historia. Dejó cosas buenas, y malas.

El inicio, con la primera jornada de todos los grupos, fue bastabte aburrida, soporífera, con sistemas muy defensivos. Para olvidar.

Sin embargo, con el paso de los partidos el nivel subió mucho, hubo varios juegazos inolvidables, como el Nigeria - Grecia, el Italia - Eslovaquia y otros.

En ese lapso, el nivel fue mejor que el de hace cuatro años, en Alemania 2006.

Un buen torneo, con juegos agradables en las muertes súbitas, a partir de octavos de final, incluyendo algunos momentos de tremendo drama, como el penal fallado por el paraguayo Cardozo ante España, los robos que sufrieron Inglaterra y México por los árbitros, y el penal de último momento que falló Ghana.

Me encantó el nivel de Uruguay (un equipo que, gracias a Tabárez, fue bastante ofensivo), España que fue de menos a más, y Alemania (salvo en el partido ante España).

Ganó el mejor, es indiscutible. España es el que tuvo más calidad, con buen fútbol, y merecía el trofeo.

Decepcionantes Alemania y Holanda ante España. Sigo sin entender cómo dos potencias llegan a esperar, con miedo, con recelo. No señores, hay que jugar con todo, al ataque, de tú a tú. Ahí está el resultado, A Alemania y Holanda (con violencia incluida), se les quitaron las medallas en esos partidos.

Qué mal Holanda en la final. Tiene razón Cruyff cuando dice que hizo un fútbol sucio, ramplón, tosco, feo.

¿Merece la pena intentar ganar un Mundial poniendo en entredicho la credibilidad de buen fútbol que siempre atesoró Holanda? No, no merece la pena.

Lo mismo con el Brasil de Dunga. La gente quiere más espectáculo de los cariocas. Salvo pinceladas, Brasil no enamoró.

Si de por sí, sólo gana uno al final. Entonces...¿por qué no perder dando espectáculo, siendo generosos con el fútbol, como lo fue Uruguay - en especial en el partido por el tercer puesto, ante Alemania -?

España demostró que se puede ganar jugando bien al fútbol, siendo ofensivos. Por dicha para el fútbol.

No estoy de acuerdo con el extremismo que está alcanzando el fútbol, como si fuera una cuestión de vida o muerte.

¿Se acuerdan de Andrés Escobar, el colombiano autor de un autogol en Estados Unidos 94, quien fue asesinado al regresar a su país?

Ahora el villano es Felipe Melo, el jugador brasileño. No estoy de acuerdo con que hinchas lo esperen para insultarlo. Eso no es tener cultura. Eso es ir demasiado lejos.

Felipe Melo tuvo un juego para olvidar ante Holanda, pero eso no le da derecho a nadie a insultarlo. Se le puede criticar, sí, pero con educación.

Veamos: en el primer gol de Holanda, el autogol de Melo fue fortuito. Simplemente saltó a por el balón, con tan mala suerte que lo rozó y se fue al fondo de la portería.

En la expulsión es evidente el planchetazo de Melo a Robben, pero el daño ya estaba hecho: en ese momento, Brasil perdía por 2-1. Así que la roja no influyó mayor cosa en el marcador.

En fin, no entiendo la actitud de esos energúmenos. Imagínense, el pobre Felipe Melo hasta tuvo que ser escoltado por la policía.

Esto no puede ser. Ni que fuera un criminal o algo por el estilo.

Melo falló en dos acciones puntuales. Bueno, se le critica y punto. Pero hasta ahí debe llegar la cosa.  

 

 

<< 1 ... 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 ... 51 >>